June 27, 2017

Le Boda - Parte 17 - La Cantante y Videógrafos


(Foto de Ella Photography / Picture by Ella Photography)

Primero que todo, quiero hacer el comentario de que faltan 2 meses y medio para le boda. Estoy segura de que se van a pasar demasiado rápido. Ahora que ya nos encargamos de todas las cosas “grandes” e “importantes”, solo queda disfrutar de estos últimos meses de compromiso (y terminar detalles por aquí y por allá).

Ahora, los videógrafos...

Decidimos tener videógrafos. En esto debo admitir que era yo y no Victor la que estaba más empeñada en que lo necesitábamos.

Siempre he amado tener videos de distintas etapas y experiencias de mi vida. Estaré eternamente agradecida con mi papá por haberse comprado una cámara filmadora unos meses antes de que yo naciera. Con esa camarita grabo desde mi nacimiento (sí, un vídeo poco glamuroso de mi mamá) hasta mis conciertos en el colegio, viajes que hicimos en familia y cosas cotidianas de distintas épocas de mi vida.

Hace varios años mi papá convirtió los VHS a CDs. Y hasta la luz de hoy, cada vez que visito a mis papás me tomo unas horitas para ver varias de esas películas. Afortunadamente, heredé ese hobbie de mi papá y también me encanta documentar cosas de mi vida con vídeos y fotos. Todos los viajes que he hecho con Víctor han quedado grabados en peliculas. Y al igual que con las películas de cuando era chiquita, cuando los vuelvo a ver los sentimientos son como si los estuviese viendo por primera vez.

Dicho esto, se darán cuenta que para mí era súper importante tener videógrafo. Por medio de un amigo, encontramos y contratamos a una pareja de cinematógrafos. La pareja empezó su propio negocio recientemente, por lo que cobran mucho menos que otras compañías. Son ellos: Imago Films

La Cantante

Contratamos a una cantante para la ceremonia de la boda. Específicamente, para mi entrada a la ceremonia. Somos tan afortunados que no tendremos a cualquier cantante sino a mi cantante favorita de toda la vida.

La cantante de la ceremonia de la boda será mi mamá.

Desde que tengo memoria su gran pasión ha sido la música. Tan es así, que mi hermano y yo desde los 3 hasta los 17 años estuvimos en un colegio de música. Obviamente también tuvimos clases de matemáticas e historia. Es así como en los colegios de monjas te enseñan religión, en mi colegio nos enseñaban sobre instrumentos, Mozart y solfeo.

Lo cuento así como si yo hoy en día fuese un genio en música. La realidad es que yo solo toco la puerta y canto cumpleaños. Y ni siquiera...cuando tengo que cantar cumpleaños hay ciertos tonos a los que no llego y prefiero solo mover los labios y aplaudir (si yo he ido a tu cumpleaños y estás leyendo esto, no te ofendas...no era personal). Afortunadamente, mi mamá no desaprovecho ni su talento ni la oportunidad, y durante más de 12 años cantó en el coro de padres del colegio.

Cuando era más pequeña me molestaba cuando mi mamá se iba a los ensayos del coro. Los abusadores esos la secuestraban 2 noches a la semana. Yo le rogaba que se quedara en la casa conmigo pero nunca la convencí. Así que para asegurarme de que no me abandone el día de le boda, la contraté para que cante (sino, quien sabe, capaz el coro la llamaba para un ensayo y me abandonaba de nuevo).

Debo admitir que los ensayos daban sus buenos frutos. Ella cantó desde en iglesias de pueblos hasta en el teatro Teresa Carreño. También fueron una vez a Portugal. Ella canta incluso desde mucho antes de que yo naciera y continúa cantando hoy en día. Cuando emigró a España hace casi 3 años, lo primero que hizo fue buscar donde vivir. De segundo busco un coro donde cantar.

Lo más importante está listo: le dijimos la canción que queríamos y en pocas semanas ya la tenía lista en su tono. Ahora solo queda rezar para que no se ponga a llorar en plena cantada.

Y por último, si todo sale bien, mi hermano la va a compañar con la guitarra.


(ella canta hermoso, aunque el primito de mis primos muestre lo contrario)




No comments:

Post a Comment