March 13, 2017

Le Boda - Parte 13 - Para las Flores, Plan D


A este punto, creo que ya nos tenemos suficientemente confianza como para contarles mi plan original de las flores. Ya ustedes saben que estoy loca, entonces no creo que haya nada sorprendente con los que les voy a decir hoy.

Mi plan A era sembrar las flores de la boda.

(Tómense un minuto para reírse y luego pueden seguir leyendo)

Mi plan B era robarme flores en un bosque.

(Pueden tomarse otro minuto para reírse)

(A todas estas yo no me estoy riendo porque es en serio...esos fueron mis planes A y B)

El plan A no era la mejor idea porque vivimos en un apartamento de ~45m2 sin balcón y mucho menos jardín o terraza. Pero no crean que eso me iba a detener. Luego de aceptar que en el apartamento era imposible, decidí averiguar en un jardín comunitario que queda a 150m de donde vivimos para alquilar un terrenito y sembrar allí las flores. Dicho jardín comunitario ya estaba full y nos teníamos que poner en una lista de espera. Eso de esperar indefinidamente no es lo mío, entonces decidimos irnos por el plan B.

El plan B lo tenía en mente desde hace tiempo. Cada vez que salía de la ciudad, y veía la cantidad de bosques y matas que rodean las afueras de Montreal, me parecía tonto gastar tantos $$$ en algo que crece como monte en Canadá. Así que robar las flores sonaba como un excelente plan. Mi mamá tiene fama de ser buena robando. Por alguna razón en todos los posts tengo que decir algo sobre mi mamá. Pero ahorita es muy acorde que la mencione porque ella tiene altas habilidades de ladrona. Por ejemplo, hace un par de meses me pidió que le mandara una foto de mi firma porque la “necesitaba” falsificar. Ella es así y así la queremos.

En fin...la verdad es que eso de estar haciendo un crimen en la mañana de la boda era un poco estresante. Y además, cuando le dije a mi mamá que quería robarme las matas del campo no la vi muy animada. Eso me hizo entender que si hasta a la ladrona más experta del mundo le parecía loco, era mejor abandonar la idea.

A todas estas, la razón por la que consideramos el Plan A y B es porque las flores son CARAS. Y aunque duran más que la comida, en mi mente están categorizadas junto con la comida en “Gasto Exageradamente Alto Para Lo Que Dura”.

El plan C era comprar o hacer flores de mentira. El plan se cayó por mil razones que me da flojera contar, pero no crean que no lo consideramos.

Y bueno, finalmente llegamos al Plan D. Para hacer un preámbulo del plan D, aquí les echo uno de esos cuentito míos filosóficos:

Cuando encontré mi primer trabajo y entré en el mundo laboral como toda una adulta (hace casi 2 años), decidí escribir un librito con las cosas que aprendiera de la vida durante mi primer año trabajando. Durante ese primer año, cada vez que sentía que la vida me estaba enseñando algo, lo escribía...y cuando cumplí un año en el trabajo, hice un librito con todas las lecciones.

Una de las cosas que escribí fue: “no hay que ir siempre en contra de la corriente. A veces, el camino tradicional, el comprobado, es el camino correcto”. Mi personalidad pone a prueba esa lección casi diariamente. A mí me encanta ir en contra de la corriente. Ser original me reta personalmente y me ayuda a descargar mi lado creativo. Es una sensación que amo. Pero a veces, ir en contra de lo “normal”, de lo común, hace que me de unos buenos golpes. A veces los golpes valen la pena, pero a veces no. Y ahí emana lo más difícil: saber cuándo vale la pena dejar de luchar contra la corriente y cuáles golpes valen la pena para seguir luchando.

Es todo un melodrama, como se pueden dar cuenta.

Todo eso lo digo porque con las flores de la boda, por si no lo han descifrado, yo estaba empeñada en ir en contra de la corriente, en contra de lo tradicional. Nunca llegué al punto de darme golpes, pero si seguía por ese camino había un alto chance de que los iba a dar.

Y todo esto para decirles que al final decidimos irnos por el camino “normal”: contratar una florista.

Esto es lo que nos hará:

-Bouquet para Raquel y las bridesmaids
-Boutonniere para Victor, los groomsmen y los papás
-Decoración del arco de la ceremonia
-Pétalos para que los invitados nos los lancen (el puente no permite arroz ni confeti)
-Centros de mesa
-Flores para decorar la no-torta

Los mantendré informados de los próximos inventos avances!

No comments:

Post a Comment