September 08, 2016

Le Boda - Parte 2 - El inexistente presupuesto


Algo que tuvimos claro desde el principio, es que aunque nos unimos a la tradición del matrimonio, la boda no estará llena de tradiciones. Queremos que sea una celebración que nos represente y que se adapte a nuestro presupuesto. Independientemente de la cantidad de dinero que tengamos, nos parece tonto gastar un realero en un día. Por esto, decidimos aplicar la mentalidad de “¿podríamos y disfrutaríamos hacer X?” Si la respuesta es sí, challenge accepted. Si la respuesta es no, contrataremos a alguien.
Por ejemplo,
  • ¿Podríamos y disfrutaríamos construir un venue? No. Así que ¡buscaremos un sitio!
  • ¿Podría y disfrutaría hacer mi propio vestido? Sí. Así que ¡Challenge accepted!

También preferimos hacer gastos que sean de alguna manera u otra una inversión y no un dineral al que le diremos chao en una noche.
  • ¿Fotógrafo? Perfecto. Las fotos nos quedarán de por vida.
  • ¿Invitaciones? Siempre terminan en la basura, así que preferimos algo virtual que requiera 0 gastos.

La conclusión es que no tenemos un presupuesto exacto, sino que nos guiaremos con este tipo de preguntas a la hora de tomar decisiones dineristicas.

3 comments: